Todo lo que debes saber sobre el contrato laboral fijo-discontinuo

¿Qué es un contrato laboral fijo-discontinuo?

Se trata un contrato laboral indefinido en el que el trabajador trabajará únicamente durante unos períodos fijos del año. 

El empresario sólo tendrá obligación de pagarle durante esos períodos de trabajo. 

Se emplea habitualmente en el campo o fábricas e industrias de alimentación, dónde las laborales y fabricación dependen del clima, y por tanto, se hacen en períodos concretos del año.

Este contrato se deberá formalizar necesariamente por escrito en el modelo que se establezca y en él deberá figurar una indicación sobre la duración estimada de la actividad, así como sobre la forma y orden de llamamiento que establezca el convenio colectivo aplicable, haciendo constar igualmente, de manera orientativa, la jornada laboral estimada y su distribución horaria

 

Llamamiento a trabajar

Una cuestión fundamental de los contratos fijos-discontinuos es el llamamiento a trabajar que realiza la empresa o empresario en los períodos de faena. El llamamiento siempre tendrá el mismo orden de trabajadores, y más o menos los mismos períodos de inicio y finalización. 

Esos listados de trabajadores del orden de llamamiento deben constar por escrito y ser conocidos por todos los trabajadores y la empresa.

En cada finalización de período de trabajo, no existe un despido como en un contrato indefinido normal ni una finalización de la relación laboral, como en un contrato temporal, sino que en los contratos fijos-discontinuos lo que existe es una suspensión del contrato laboral hasta el nuevo llamamiento.

 

¿Qué pasa si no se llama a un trabajador?

En el caso de que el empresario o encargado no llamaran a uno de los trabajadores que aparecen en el listado y que son llamados todos los años, se entendería que hay un despido improcedente.

Para que al trabajador le reconozcan el despido improcedente deberá presentar primero una papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación, y posteriormente una demanda ante el Juzgado de lo Social.

Para esto el trabajador tiene 20 días, desde que se hizo el llamamiento.

La indemnización por despido improcedente se calculará multiplicando 33 por el número de años trabajadores, y dicha cifra por el salario día.

 

¿Qué pasa si se altera el orden de llamamiento habitual?

Si se altera el orden de llamamiento y a un trabajador se le deja sin trabajar, cuando su orden es anterior a un trabajador que sí ha sido llamado, se entenderá así mismo que hay un despido improcedente.

En caso de que se haya alterado el orden de llamamiento, pero al final el trabajador haya sido llamado, no será necesario demandar por despido improcedente, pero sí enviar una comunicación formal a la empresa solicitando le devuelvan a su orden anterior. 

 

¿Puede cobrar el paro durante los períodos en que no es llamado a trabajar?

Durante los períodos en que el trabajador fijo-discontinuo no es llamado a trabajar, podrá solicitar el cobro del paro (subsidio por desempleo), siempre que tenga cotizado de forma normal, y se le irá consumiendo de igual forma.

 

Regulación de los contratos fijos discontinuos

Se encuentra regulado como un contrato especial por su duración, en el artículo 16 del Estatuto de los Trabajadores, con cuatro apartados. Es muy importante consultar el convenio colectivo de cada sector para conocer más detalles.

 

¿Qué hacer si tienes problemas con tu contrato fijo discontinuo?

Se trata de una materia de derecho laboral un tanto compleja, que requiere de conocimientos especiales y experiencia, por ello, en caso de problemas despido o falta de llamamiento, recomendamos acudir a abogados laboralistas expertos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *